fbpx

[ad_1]

Aunque universal, dolor extremadamente individual. Es una experiencia que cruza todos los límites, sin excepción, y en algún momento apuntará a cualquiera que viva lo suficiente. El duelo es diferente para todos y nunca debe ser medido por nadie más que por la persona que lo experimenta. Debemos dejar de condenar el dolor.

El verdadero camino del dolor

Hace décadas, se pensaba que el duelo fluía a través de etapas muy similares de manera lineal, independientemente de las circunstancias que lo condujeron. Ahora sabemos que el duelo es cualquier cosa menos lineal, y que cada persona lo soportará de manera única según su propia situación y carácter.

Los consejeros de duelo modernos reconocen que las personas que están de duelo pueden experimentar una variedad de emociones en cualquier momento y en cualquier lugar. Rechazo ya no se considera primera etapay luego con cuidado enojo y otros, lo que en última instancia conduce a la adopción. Aunque todas estas tareas relacionadas con el duelo ocurrirán en algún momento del proceso, su orden es más serpenteante que sencillo, y algunas incluso se pueden hacer juntas.

Algunas personas sentirán ira, tristeza y negación, todo al mismo tiempo. Dependiendo del tamaño de la pérdida, habrá altibajos y cambios bruscos que parecen (y se sienten) impredecibles. Uno de los aspectos más difíciles del duelo es su irregularidad. Si las personas que sufren de duelo pudieran seguir una hoja de ruta segura para navegar por el duelo, no habría necesidad de asesoramiento sobre el duelo. autoayuda libros u otras ayudas para el duelo. En el mejor de los casos, el duelo lo abarca todo, es vasto e incierto.

No juzgues un camino diferente al tuyo

Reconocer las diversas tareas del duelo que se han explorado cuidadosamente es vital para superarlo, pero para que ocurra una verdadera curación, debemos dejar de juzgar el camino que otros toman a través del bosque de la pérdida. Donde una persona podría suicidarse depresión y tristeza durante meses, otro puede sentirse enojado y amargado. Algunos pueden sumergirse en las tareas diarias; otros pueden evitar cualquier acción. Alguien parecerá alegre, alguien desesperado. No hay una respuesta correcta al duelo.

Las emociones del duelo abarcan toda la gama. El shock insensibiliza a las personas ante la traición inmediata de perder a alguien que ha sido una parte integral de su existencia, lo que a menudo les permite seguir respirando, levantarse todos los días y, de alguna manera, funcionar. La ira permite que las emociones dolorosas salgan a la luz sin romper a la persona que las sostiene. La melancolía les da a los sobrevivientes la oportunidad de aceptar la pérdida, aceptar el vacío que ha dejado en sus vidas.

El alivio es también una emoción de duelo que a menudo se experimenta pero que se discute poco. Las personas en duelo generalmente se sienten aliviadas de que el sufrimiento haya terminado o que una relación difícil haya terminado. La disonancia de extrañar la presencia de alguien mientras se siente aliviado por su ausencia es un concepto increíble con el que aceptar.

Incluso la negación puede servir como un factor de autoprotección, permitiendo que las personas tropiecen en lo que de otro modo sería un viaje insoportablemente imposible. Obligar a las personas a discutir cómo ocurre el duelo antes de que alguien se sienta preparado puede tener un efecto tan dañino como obligarlos a hablar sobre el impacto del duelo. trauma. Incluso puede prolongar el duelo y causar interrupciones en la curación.

Muchas personas pasarán el resto de sus vidas librando batallas secretas con el dolor interior, lidiando con las mismas consecuencias día tras día, pero el hecho de que se vea diferente o «menos genial» que los esquemas de otra persona no significa que no lo sean. . lidiar mejor con el duelo.

Si está juzgando cómo se ve el dolor de alguien, es hora de dar un paso atrás y examinar de dónde viene. ¿Usas tu propia experiencia para determinar cómo debería ser su reacción? ¿Estás atrapado en tu propia visión del mundo y no puedes ver su punto de vista? Aquí hay algunas formas útiles de ayudar a otros a sobrellevar el duelo de una manera única:

  • Entiende que así como las apariencias son orgánicamente diversas, el duelo también es diverso. El duelo varía según la experiencia de pérdida de la persona, su situación de vida y su estructura mental y emocional. No existe un método predeterminado e infalible para afrontar con éxito el duelo.
  • Cambie su perspectiva sobre el duelo de una experiencia única a un viaje de por vida. El duelo se verá diferente a medida que avanza, pero no desaparecerá.
  • Construir empatía. Permita que otros experimenten sus vidas en sus propios términos, no según sus expectativas. Puede manejar una situación difícil de diferentes maneras, pero eso no significa que sea la única manera de manejarla. Sin embargo, eso no significa que no deba intervenir y ofrecerse a buscar ayuda si alguien no puede manejar el proceso por su cuenta. Es posible ayudar a otros a sobrellevar la situación de manera segura sin imponerles sus propias expectativas.
  • Estar presente sin agenda. Esté disponible de la manera que desee y de una manera que se adapte a sus necesidades, no a las suyas. Si está tratando de apoyar el proceso de duelo de alguien, déjelo decidir qué camino tomar; solo tienes que estar dispuesto a caminar junto a ellos.
  • Sacrifica tus expectativas sin sacrificar tu bienestar. Puede ayudar a otras personas a sobrellevar el duelo de manera saludable sin esperar que estén a la altura de sus expectativas. Si notas que alguien se está hundiendo más en la depresión, entabla una conversación con él: pídele consejo sobre cómo ayudar, ofrécete a estar presente, pero también sé comprensivo si no tiene respuestas. Muchas personas que están de duelo no saben qué facilitará el proceso, pero tener un hombro en el que apoyarse ayudará.
  • No los anime a «superarlo». Perder a un ser querido no es algo que se «supere». Es un ajuste de por vida que tomará diferentes formas en diferentes momentos.
  • Reconoce que a veces no hay nada que puedas decir o hacer para mejorar las cosas. Incluso con un excelente sistema de apoyo y acceso a toda la ayuda del mundo, habrá momentos de curación del duelo en los que las personas no tendrán más remedio que superarlo. No hay nada que nadie pueda decir o hacer para que estos momentos desaparezcan; pero a veces el simple hecho de conocer a otra persona puede marcar la diferencia.

Respetar el proceso

El proceso de duelo debe ser respetado y apreciado. No puedes apresurarte. El duelo es un maratón. Perder a alguien importante en tu vida significa que eventualmente aprenderás a reconstruir esa vida alrededor del enorme abismo que queda atrás, pero nunca olvidarás el agujero que dejaron atrás.

[ad_2]

Source link