fbpx


Mohamed Hasan/Pixabay

Fuente: Mohamed Hassan/Pixabay

¿Estás pasando por una crisis en tu vida? Es fácil sentir que está fuera de control y que no hay nada que pueda hacer para mejorar las cosas. A veces puede ser tan abrumador que solo quieres acurrucarte y esperar a que todo pase.

Hace poco publiqué un nuevo libro, Vida sostenible: controle el estrés, evite el agotamiento y mejore su salud mental y física. En un extracto modificado de “Qué hacer cuando ocurre una crisis (inevitablemente)”, aquí hay algunas cosas clave que le recomiendo que tenga en cuenta:

1. Permita que otros le den, ayuden y apoyen.

Las personas “fuertes” como yo pueden estar muy orgullosas; demasiado orgulloso e independiente para pedir y recibir ayuda. Puede sonar impresionante, pero este tipo de orgullo en realidad no aumenta el tuyo. estabilidad o su capacidad para sobrevivir a una crisis.

¿Que hace? Disposición (y capacidad) para acceder, usar y obtener recursos que lo apoyarán en tiempos difíciles. Algunos de sus recursos más importantes son las personas que lo rodean. Esto incluye amigos y familiares, así como otros miembros de su comunidad que puedan ayudar, formal o informalmente.

Michael Ungar, Ph.D., uno de los principales investigadores de sustentabilidad del mundo, escribe sobre esto en su libro Cambie su mundo: la ciencia de la resiliencia y el verdadero camino hacia el éxito: “Si uno quiere ser fuerte en una crisis, es mejor invertir en los demás antes de que llegue la crisis”.

Es importante invertir en conexiones con buenas personas como un enfoque clave en su vida. Y cuando los tiempos se pongan difíciles, no dude en comunicarse con amigos y familiares, nuevas conexiones sociales o recursos comunitarios para obtener ayuda y apoyo.

2. Proteja su sustento.

Cuando era más joven y estaba lleno de entusiasmo por todas las posibilidades que la vida podía ofrecer, a menudo animaba a las personas a seguir sus Sueños. Sin embargo, mientras perseguía mi sueño de convertirme en escritor, entrenador y orador/educador, tuve mucho cuidado de mantener mi licencia médica válida y actualizada. Por supuesto, durante ciertas temporadas difíciles (como el accidente de 2008, cuando se agotaron varias fuentes de ingresos no relacionados con la clínica), estaba muy contento de tenerlo todavía.

Obviamente, no todo el mundo tiene una licencia médica en la que apoyarse cuando los tiempos se ponen difíciles. Pero aún así, aconsejo a los jóvenes que intenten tener una forma estable y confiable de ganar dinero en tiempos difíciles, sea lo que sea que sueñen.

Cuando la crisis o la tragedia toque su vida, proteja su trabajo o sustento. Cuando las cosas vayan bien, desarrolle cuidadosamente su trabajo, sus habilidades, sus calificaciones y su poder adquisitivo para que cuando las cosas salgan mal, tenga todo a su favor. Sí, a veces las circunstancias son tan difíciles que tienes que tomarte un descanso (o tal vez perder tu trabajo), pero sigue trabajando si puedes, incluso si es realmente difícil. Preséntate y haz un buen trabajo. Sea responsable y confiable. Proteger tu trabajo puede ser lo que te ayude a superar una crisis, psicológica y financiera.

Puede proteger aún más su salud financiera y su capacidad para sobrevivir a una crisis o desastre al tener una cobertura de seguro adecuada, mantener sus asuntos legales en orden, minimizar o eliminar deudas y generar ahorros, como un fondo de emergencia de seis meses.

3. Saca fuerza de la estructura.

La estructura en tu vida te hace más resistente. Cuando la vida te obliga a dar vueltas, es natural querer cortar tu vida y tus responsabilidades para crear un espacio para la resolución o crisis emocional. Y definitivamente hay tiempo para eso. Tomé un permiso de ausencia durante el estrés de mi residencia en la sala de emergencias cuando mi consumirse y depresión ha llegado a un punto de crisis. Pero, como regla, no desmontes la estructura de tu vida. Sigue apareciendo y dando lo mejor de ti mientras te ocupas de tus propias necesidades. Esta estructura es un valioso andamiaje psicológico y físico necesario en tiempos difíciles.

4. Tome decisiones que harán que su vida sea mejor, no peor, cuando el polvo se asiente.

Cuando las cosas van realmente mal, es fácil justificar elecciones “inútiles”. ¿Quién no bebería? ¿Alguien te culparía por vivir de helados, chocolate y cigarrillos? Lo mismo ocurre con la suscripción. conocido (¿conexión?) para distraerse de una terrible ruptura.

Una de las mejores lecciones que he aprendido de las diversas crisis no deseadas que he experimentado es que tienes que luchar contra los terribles golpes o eventos que la vida te depara comprometiéndote ferozmente a cuidarte durante esos momentos. Ten la determinación, con todo lo que tienes, de no hacer algo de lo que te arrepientas. Hay muchas cosas que pueden sentirse bien o traer alivio en el momento, pero harán que su vida siga en espiral.

Pregúntese:

“¿Qué sería lo más beneficioso para mí y para mi vida que podría hacer ahora mismo?”

Haz algo saludable, positivo o constructivo con tu energía negativa. Date un choca esos cinco mentalmente cuando lo hagas.

5. Cuida tu salud.

Como prioridad absoluta, haga tiempo para lo esencial de la salud física y el bienestar durante los momentos difíciles. Conviértelos en la base de tus días, sin importar lo difícil que sea. Duerme un poco. Elija alimentos nutritivos. Cuida la alimentación saludable en tu hogar y realiza tres comidas al día. Si tienes que comer fuera, haz que sea una comida saludable que te dé energía. Incluso los lugares de comida rápida tienen opciones “mejores” en su menú, hágalo. Estas decisiones vitales, tomadas con la mayor frecuencia posible, lo ayudarán a recuperarse, recargar energías,enfatizadoy enérgico, y mucho más capaz de manejar lo que tienes que navegar.

© Copyright 2022 Susan Bialy Haas, MD



Source link