fbpx

[ad_1]

Ron Lach/Pexiles

Ron Lach/Pexiles

Todo lo que necesita es el texto que falta. Al principio te sorprendes; entonces te preocupas.

Algo está mal. Llenas el vacío preguntando: ¿Qué significa esto? ¿Están locos? ¿Se terminó? Hay una frase latina para esto:

Horror vacui.

Suena serio. En esencia, esto significa: a la naturaleza no le gusta el vacío.

En otras palabras, cuando nos falta información, detalle o contexto, lo completamos. Necesitamos saber qué está pasando y sentir que tenemos el control, así que formamos impresiones, hacemos interpretaciones, adivinamos, pensamos en pistas y leemos entre líneas.

Las relaciones son tierra fértil y no necesitamos mucho para ponernos en marcha…

  • Estuvieron demasiado callados durante la cena.
  • Cuando preguntó cómo estuvo su día, la única respuesta fue «bien».
  • No responden lo suficientemente rápido a los mensajes.
  • Dijiste: «Te amo», pero no lo dijeron lo suficientemente rápido o no sonó sincero.
  • Quiere hacer planes para el futuro, pero su pareja dice: «Veamos a dónde nos lleva eso».
  • Mencionan que «necesitan lidiar con algunas cosas» o que «sus mentes están en otra parte».

La incertidumbre es mala.

Para evitar este sentimiento, nos contamos una historia. Correcto, incorrecto o en algún punto intermedio, proporcionamos una explicación. Cualquier cosa para dejar de preguntarse y preocuparse.

Sin embargo, la incertidumbre es en gran medida inevitable.

Cada conexión tiene información incompleta. Es imposible saberlo todo. No sabes al 100 por ciento lo que está pensando tu pareja. ¿Adivina qué? ellos también lo son Como humanos, no siempre estamos completamente seguros de lo que sentimos, lo que nos motiva, lo que vamos a hacer o cómo vamos a pensar. Ahora, en una relación, multiplica eso por dos.

La única certeza es que nunca tendremos todos los hechos y nunca veremos el cuadro completo. Algunas partes siempre estarán borrosas. Todo está bien. Esto no significa que algo esté mal.

Cómo evitar pensar demasiado

Aceptar: Aprenda a aceptar que cierto grado de ambigüedad es inevitable. Nunca sabrás todo sobre el pasado de tu pareja, sus relaciones anteriores, o lo que está haciendo en cada momento. Esto es absolutamente normal. Tu pareja tampoco sabrá todo esto sobre ti. Aquí es donde entra la confianza.

Confianza = (Transparencia + Consistencia) × Tiempo

Los mejores socios son transparentes y consistentes en el tiempo, como un mejor amigo. Si tiene los tres elementos en su relación, no exagere el comportamiento de su pareja. No cambies de opinión. No tengas miedo. Confía en tu pareja.

No te compliques: Recuerde cuando busque una explicación para contrarrestar la ambigüedad. La navaja de Occam. También conocido como el «Principio de Parsimonia», la Navaja de Occam establece que si hay múltiples posibilidades o explicaciones, la explicación más simple y directa es la mejor. Cuando el patrón de comunicación de su pareja cambia durante uno o dos días, puede suponer que significa que se ha enamorado de usted, ha encontrado una nueva pareja y se está mudando para comenzar una nueva vida con una nueva familia maravillosa. O tal vez se enfermaron, perdieron su teléfono o simplemente estaban ocupados en el trabajo. Cuantas menos suposiciones, mejor. Más simple, probablemente, más preciso. No te preguntes qué podría equivocarse (esta es una invitación a las explicaciones creativas); en su lugar, trate de concentrarse en lo más probable.

Reúna más información: El problema de la sobreinterpretación comienza por no tener todos los detalles. Aunque nunca puedes obtener la historia completa, cuanto más sepas, mejor. Para obtener esta información, vaya directamente a la fuente y hable con su pareja.

  • Hacer: Admite que te sientes inseguro y explica lo que te interesa.
  • No: Saltar a los peores escenarios o sonar acusatorio.
  • Hacer: Dales el beneficio de la duda. Tu pareja, que es tu mejor amigo, a quien amas y cuidas, se lo merece.
  • No: Haga suposiciones o trate de «descubrir» lo que están pensando. Es posible que tenga algunas conjeturas, pero guárdelas para usted.
  • Hacer: Déles la oportunidad de explicar y compartir su punto de vista. Quieres saber lo que piensan. Escúchalos.

Haz mejores preguntas: Hacer preguntas constantemente puede hacerte parecer arrogante o, peor aún, incrédulo. En lugar de simplemente hacer más preguntas, debe concentrarse en hacer las preguntas correctas (VanEpps & Hart, 2022). Las mejores preguntas invitan a la aclaración y evitan su propia sobreinterpretación.

  • No: Pregunte de una manera que provoque la respuesta deseada (p. ej., «Has estado ocupado en el trabajo, ¿así que no me has enviado mensajes de texto?» «No estás enojado conmigo, ¿verdad?»).
  • Hacer: Pregunte: «¿Qué has estado haciendo últimamente?» Las preguntas abiertas dan a la otra persona más espacio para hablar y explicar.

Recuerde que usted está interesado y que está tratando de aprender. No pones a prueba tus teorías, y no quieres señalar sospechas (porque eso podría crear problemas que esperas evitar). Si sospechas de otra persona acostada, para hacer una pregunta inesperada o sorprendente. Son mucho más difíciles de responder porque los mentirosos practican responder las preguntas más probables.

Conclusión

puedes sentir enamorado, inseguro, incierto y confuso. Toda esta excitación tiene un grave defecto. Es más probable que vea malas señales que no existen y saque conclusiones infundadas. Si su sistema de detección de amenazas funciona mal y se vuelve demasiado sensible, se convierte en su peor enemigo (y en el de su relación). En su lugar, utilice los consejos de este artículo para calibrar. También debes dudar de tu pareja. Después de todo, las mejores relaciones se basan en la confianza, la seguridad y la fiabilidad. Dale a tu pareja lo que esperas recibir a cambio.

[ad_2]

Source link