fbpx



El fracaso, el fracaso y la pérdida son parte de la vida.

Recientemente, por ejemplo, mi comunidad en el suroeste de Florida sufrió pérdidas devastadoras y catastróficas a causa del huracán Ian. Islas enteras y puntos de referencia fueron borrados del mapa. La gente perdió casas, negocios y seres queridos. La pena estaba más allá de la comprensión.

En esos momentos, el impacto y la magnitud de la destrucción pueden dificultar la recuperación, especialmente de inmediato. Inmediatamente después, simplemente continuar día a día y confiar en el apoyo social de su comunidad suele ser lo mejor que puede hacer para salir de la ruina.

Toma tiempo y realmente depende del alcance de la pérdida o “fracaso”, pero eventualmente las personas mentalmente fuertes pueden usar estrategias, innatas o aprendidas, para ayudarse y recuperarse de tal adversidad.

Cómo se recuperan las personas mentalmente fuertes

Las investigaciones muestran que las personas mentalmente fuertes tienen ciertas características y personalidad rasgos que los hacen mejor equipados para recuperarse de los contratiempos. Madurez emocionalpor ejemplo, es particularmente importante para la fuerza mental y estabilidad porque le permite a una persona ver la realidad tal como es.

Y viceversa, emocionalmente inmaduro las personas tienden a no aceptar la realidad y, en cambio, reescriben hechos inconvenientes para que se ajusten mejor a sus nociones preconcebidas. Las personas mentalmente fuertes, por otro lado, aceptan las consecuencias de sus elecciones, incluida la capacidad de seguir adelante.

Tales rasgos innatos ciertamente pueden ayudar. Pero cualquiera puede aumentar su resiliencia durante tiempos difíciles al adoptar ciertas estrategias basadas en las siguientes 7 cosas que hacen las personas mentalmente fuertes:

  1. Usan la aceptación. Reconocen que todos tienen contratiempos y “fracasos” percibidos, como el divorcio, la pérdida del trabajo, etc., y que son parte de la vida. Es de esperar algún elemento de “fracaso” o fracaso cuando toma riesgos y sale de su zona de confort, como para lograr un objetivo determinado. Resisten la tentación de culparse excesivamente al aceptar la realidad tal como es.
  2. Replantean el fracaso. Las personas mentalmente fuertes son abiertas y flexibles para resolver problemas y tienden a evitar el pensamiento rígido. Aportan positividad y estabilidad. charla con uno mismo para superar sus fracasos. Por ejemplo, se dice que el difunto autor Wayne Dyer dijo: “Si cambias la forma en que miras las cosas, las cosas que miras cambian”. Cambiar su narrativa de fracaso le permite crear nuevos reencuadres cognitivos y autonarrativas. El inventor Thomas Edison, por ejemplo, reformuló sus experimentos “fallidos” para crear una nueva narrativa personal: “No fallé; Solo he encontrado 1000 formas que no funcionan”. Creía que cada fracaso lo acercaba un paso más a la solución.
  3. Utilizan su fracaso para el crecimiento futuro. Preguntan: “¿Cómo podría haberlo hecho de otra manera? ¿Qué he aprendido sobre lo que funciona y qué he aprendido sobre lo que no funciona?”. Por ejemplo, mencionar una ruptura reciente puede enseñarle a alguien a pagar más atención a banderas rojas o intuición difirieron al comienzo de la relación.
  4. Son honestos con sus sentimientos y admiten su decepción. Las personas mentalmente fuertes no ocultan sus sentimientos y no se sumergen en ellos. Los reconocen y se dan tiempo para eliminar la falla. Sentirse triste, decepcionado, devastado o rechazado es normal y no hay nada que temer.
  5. Son optimista. Las personas mentalmente fuertes tienden a tener una visión optimista de la vida, y las investigaciones han demostrado que existe una relación entre el optimismo y la satisfacción con la vida a través de autocontrol y arena Saben que no hay fracaso que no se pueda superar si lo intentan. Por ejemplo, el difunto Steve Jobs fue despedido de la empresa Apple que creó. Más tarde afirmó que “fue lo mejor que me ha pasado”. Usó esto como una oportunidad para moverse en una dirección diferente, creando NeXT y Pixar. No siempre puedes dar sentido a las cosas en el momento, pero cuando conectas los puntos de tu pasado, puedes ver que hubo una razón positiva para tus “fracasos”.
  6. Pueden comprender sus experiencias y fracasos a través de una lente espiritual. Muchas personas mentalmente fuertes confían en sus propios espiritualidad como fuente de fortaleza. Se dan cuenta de que una orientación espiritual puede ayudarlos a conectarse con un mentalidad de crecimiento. La resiliencia, la capacidad de recuperarse de las decepciones, junto con las creencias espirituales o religiosas pueden ayudar a dar sentido a cada experiencia. Los mitos y las historias religiosas de diferentes culturas exploran cómo las personas superan muchos obstáculos, a menudo con resultados positivos. Por lo tanto, los marcos espirituales y religiosos individuales pueden contribuir a la promoción tanto del significado como de las emociones positivas, tales como apreciación Al poco tiempo.
  7. Son autocompasivos. Para practicar la autocompasión cuando te sientas deprimido, trata de preguntarte: “¿Qué le diría a un buen amigo que está pasando por lo mismo que yo estoy pasando?” Además, atención Las técnicas pueden ayudar a desarrollar la autocompasión porque ayuda a una persona a reconocer sus sentimientos en lugar de alejarlos. Algunas prácticas de atención plena, por ejemplo, alientan a los practicantes a reconocer internamente que “este es un momento de sufrimiento” (Singer, 2015). Además, la atención plena puede ayudar a alguien a recordarse a sí mismo que no está solo; de hecho, innumerables personas se sienten como se sienten en este mismo momento.

Una versión de este artículo también aparece en www.drtracyhutchinson.com

Derechos de autor Dra. Tracy Hutchinson



Source link